martes, 25 de noviembre de 2014

Interna gremial: petroleros amenazan con extender el paro y podría faltar nafta

"Esperemos no llegar a desabastecer a la gente, pero si no hay respuesta del Gobierno, habrá paro de 72 horas la semana que viene", advirtió Alberto Roberti, de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustible. La huelga no es por salarios



Crédito: NA
Uno de los mayores sindicatos de petróleo del país inició hoy una huelga de 48 horas, debido a una disputa con el Ministerio de Trabajo de la Nación, que había intervenido en el proceso electoral de autoridades del gremio.
La protesta, que se cumplirá hoy y mañana, afectará la producción de crudo y gas en todo el país, de acuerdo con un comunicado de la Federación Argentina Sindical del Petróleo, Gas y Biocombustibles.
La medida de fuerza está "orientada a que el Ministerio de Trabajo rectifique injerencias y decisiones que afectan derechos de los trabajadores del sector", señaló el secretario general del sindicato, Alberto Roberti, en el comunicado.
Como el paro tendrá lugar tras un fin de semana largo, podría tener un impacto más relevante sobre la actividad. Además, en un reportaje con Luis Novaresio, en Radio La Red, Roberti advirtió con profundizar la medida de fuerza.
"Esperemos no llegar a desabastecer a la gente, pero si no hay respuesta del Gobierno, habrá paro de 72 horas la semana que viene", amenazó el sindicalista.
Lo que el sindicato le reclama al Gobierno no es por salarios: es que reconozca los resultados de las elecciones internas del 14 de noviembre en el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Cuyo.
En esas elecciones, la lista encabezada por David Castro, aliado del titular del gremio y diputado nacional de Frente Renovador, se impuso a la del legislador kirchnerista Dante González, que ponía en juego su reelección.
En medio de denuncias cruzadas, la elección favoreció a la liderada por Castro, que se impuso por más de 2.000 votos, pero la junta electoral, dominada por el oficialismo, decidió anular la votación y exigió que los comicios se hagan nuevamente.
El paro de 48 horas comprende al personal de yacimientos, refinerías y plantas de todo el país, lo que afectará la distribución de combustible. De concretarse, la medida de fuerza de la próxima semana podría traer inconvenientes en el abastecimiento de las estaciones de servicio.