sábado, 29 de noviembre de 2014

Pampero, el caballo “preso” que sufre la indiferencia de la Justicia

29 NOV 2014 | 16:04 En 2007, el animal protagonizó un grave accidente de tránsito en el que murieron dos personas. Desde entonces, fue encerrado en un corral esperando una decisión judicial sobre su destino. “El juez ya se habrá olvidado de él”, dijo su cuidador

Foto: losandes.com.ar
Foto: losandes.com.ar
En Argentina, la Justicia no sólo es lenta para los seres humanos. En Mendoza, un caballo que protagonizó un trágico accidente de tránsito lleva siete años “preso” esperando un fallo judicial que decida sobre su futuro.

“Pampero”, un ejemplar negro amarronado, semi salvaje y de unos diez años de edad, fue embestido en 2007 por un vehículo en el barrio Cordón del Plata, en el Valle de Uco de la municipalidad de Tupungato. Como consecuencia del golpe, dos personas a bordo del vehículo perdieron la vida.

Desde entonces, el animal está al cuidado de un empleado municipal y un veterinario en un corral del ex matadero de la ciudad, a la espera de una definición de la justicia para poder enviar el equino a remate o bien disponer su liberación. 

El secretario de Gobierno de Tupungato, Juan Carlos Tempesti, señaló que los abogados de la comuna "están indagando en qué etapa se encuentra el juicio y qué medida debemos tramitar en los juzgados para que se resuelva esta situación". "También hemos realizado gestiones con Ganadería”, dijo el funcionario al diario Los Andes.

El empleado que lo cuida definió a Pampero como “bastante chúcaro” y señaló que es padrillo e incluso resaltó que varias veces quedó herido por perseguir a las yeguas de una finca cercana y quedar atrapado en los alambrados. 

El hombre señaló que Pampero era "un buen ejemplar. El pobre está judicializado y por eso tiene que permanecer encerrado”. Además, dijo haberse encariñado con el animal y que le gustaría “poder soltarlo en algún campo”.

El cuidador lamentó la situación del caballo y señaló que "no se entiende. ¿Qué culpa tiene el animal? El juez ya se habrá olvidado de él. Muchos me dicen que no lo cuide tanto, pero cómo lo va a abandonar uno con todo lo que ha sufrido". 

El veterinario José Fara recordó que, tras el choque, al caballo "lo entregaron muy lastimado. Tenía destruida la rodilla, producto del impacto con el auto” en la calle El Álamo, en la traza de la ruta provincial 96.

Fara precisó que otros caballos que estaban en la misma situación de Pampero "como no tenían ninguna utilidad pública y el encierro les afectaba, hace unos cinco años el municipio decidió llevarlos a remate".

"Hicimos todas las gestiones con Ganadería, pero a este caballo no pudimos sacarlo porque no teníamos el aval del juez de la causa”, añadió.