viernes, 28 de noviembre de 2014

Salvaje rito hindú en Nepal: sacrifican a 500.000 animales

Todos los años se celebra este tradicional y polémico festejo que incluye la matanza de cabras, gallinas y búfalos. FOTOS IMPACTANTES


Un ritual hindú que incluye el sacrificio de animales llamado "Ghadimai Mela" acaba de comenzar en Nepal, y ya ha provocado quejas y protestas de organizaciones defensoras de los animales que exigen que se ponga fin a esta tradición.
El ritual que se celebra año tras año en el templo Gandhimai, cerca de la frontera con la India, ha contado en esta oportunidad con la asistencia de decenas de miles de personas. El grupoHumane Society International estimó que el número de animales sacrificados rondará al culminar los ritos en unos 500.000.
"SE TRATA DE UN RITUAL RELACIONADO CON LA FE DE LA GENTE"
Para evitar enfrentamientos entre los activistas y los religiosos durante el ritual, las autoridades nepalíes desplegaron cientos de efectivos policiales.
"Se trata de un ritual relacionado con la fe de la gente", justificó Yogendra Dulal, un administrador del distrito de Bara, donde está ubicado el templo. "No podemos herir sus sentimientos y prohibir la práctica", añadió.
"No está bien matar animales en nombre de la religión", ha cuestionado sin embargo Uttan Kafle, un activista por los animales. "Estamos tratando de convencer a la gente de que pueden adorar pacíficamente a sus dioses sin ser crueles con los animales", añadió.
El ritual comienza a la madrugada con el sacrificio de cinco animales simbólicos: una rata, una cabra, un gallo, un cerdo y una paloma. Más tarde, continúa con la decapitación de unos 5.000 búfalos a manos de un grupo de carniceros.
"NO ESTÁ BIEN MATAR ANIMALES EN NOMBRE DE LA RELIGIÓN"
Además, desde hoy hasta el sábado, miles de cabras y gallinas serán decapitadas, según explicaron las autoridades del templo.
Después de los sacrificios, vendrá el turno de enterrar las cabezas de los animales, mientras sus patas y pieles serán vendidas a los comerciantes.
En Nepal, un país de 27 millones de habitantes, el 80% practican la religión hindú.