martes, 25 de noviembre de 2014

Una legisladora K impulsa un subsidio de 8000 pesos a las personas trans mayores de 40 años

El proyecto de ley fue presentado por María Rachid; y busca resarcir a una población que "es excluida por la sociedad



Un proyecto de ley que prevé otorgar un subsidio a las personas trans mayores de 40 años despertó una fuerte polémica, sobre todo en relación al monto otorgado, que es alrededor de $8000. La iniciativa fue presentada en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires por la legisladora kirchnerista María Rachid y también en el Congreso Nacional, hace un año.
El subsidio se entregará, según el proyecto, a las personas trans con domicilio en la Capital Federal que cumplan con ese rango de edad y hayan realizado "su cambio registral conforme la Ley Nacional N 26.743 y su decreto reglamentario", siempre que no tengan otros ingresos superiores a 22.400 pesos. El Ministerio de Desarrollo Social de la ciudad será la autoridad de aplicación y contralor del cumplimiento de esta ley.
El proyecto se elaboró en conjunto con la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) y busca resarcir a una población que "es excluida por la sociedad". Según se determinó en distintos estudios, el promedio de edad de los trans es entre los 35 y los 40 años, por lo que el proyecto considera que quienes tienen más de 40 años son "sobrevivientes".
"La vida promedio de esta población es de 35 años, por lo que las personas que llegan a los 40 son sobrevivientes. En la ciudad de Buenos Aires estimamos que no superan las 100 personas, de acuerdo a quienes modificaron su DNI", explicó Rachid.
La legisladora agregó que "el promedio de edad de de los trans es muy bajo porque fueron excluidos por la sociedad desde muy chicos y sometidos al trabajo sexual y la prostitución".
"Además, no han tenido acceso a la educación, abandonaron los estudios y quedaron en la calle sin otro recurso que el trabajo sexual y la prostitución. Fueron excluidos desde muy chicos por eso tiene que haber una reparación por la exclusión y marginación, y una ayuda del Estado para subsistir", agregó la legisladora kirchnerista.
Rachid dijo que los 10 años es el promedio de edad en el que son excluidos y empiezan a vivir en situación de vulnerabilidad: "La mayoría de los que tienen 40 han ejercido la prostitución desde muy chicos y consideramos que tienen que tener una ayuda".
En apoyo a la iniciativa la Falgbt emitió un comunicado en el que expresó "su apoyo a las iniciativas que en diversas instancias legislativas se han presentado para instituir un sistema de protección social que contemple la difícil realidad del colectivo trans en nuestro país. En ese sentido destaca la iniciativa de "Asignación para la Ciudadanía Trans" presentada en el Congreso Nacional, su capítulo a nivel de la Legislatura Santafesina y en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires que cuentan con aval de diversos espacios políticos del oficialismo y la oposición".

LA POLÉMICA POR EL VALOR DEL SUBSIDIO

Uno de los puntos que causó más polémica es el monto que se planea otorgar, que hoy es de $7680. Rachid aclaró que en el proyecto original el monto se determinó en base a las unidades fijas de valor que se utilizan para aplicar las multas, y como ese valor de estas se triplicó aumentó el valor del subsidio.
"Cuando se determinó el monto el valor de la unidad fija era de $2, y en menos de un año se triplicó a $6,40, por lo que aumentó muchísimo el precio del subsidio. Hoy habría que revisar ese valor", dijo Rachid.
De esta manera, el subsidio pasó de ser $2400 cuando se ideó el proyecto hace un año, a casi $8000. La legisladora denunció que el valor de esas unidades se aumentó para recaudar más plata por las multas que se aplican en la ciudad.
"Hay que ajustar el monto teniendo en cuenta que el PRO triplicó el valor de la unidad fija que se utiliza. Subió mucho más de lo que esperábamos, tendríamos que volver a analizarlo para saber cual es el monto adecuado. Pero esto no tiene nada que ver con lo que habíamos propuesto", dijo Rachid