lunes, 1 de diciembre de 2014

Quitaron cercos y alambrados clandestinos que obstaculizaban el paso de los vecinos

Fiscalización Urbana

 Desde Fiscalización Urbana se realizó este lunes un operativo con el objeto de quitar cercos y alambrados que obstaculizaban el tránsito de los vecinos que residen en el asentamiento Raíces IV. Los postes también impedían el paso del personal que custodia los predios fiscales. No descartan que se hubiese estado gestando nuevas ocupaciones irregulares.


 Durante las primeras horas de la mañana de este lunes, el Municipio a través de la Subsecretaria de Fiscalización y Contralor Urbano, procedió a quitar cercos y alambrados que fueron construidos durante el último fin de semana y que obstaculizaban el paso de los vecinos en el asentamiento Raíces IV.

El personal municipal, que también detectó la destrucción de la cartelería instalada por la comuna donde se comunica la prohibición de ocupar el bosque nativo de la ciudad. Ante los daños contra la propiedad pública, los agentes municipales contaron con la colaboración del personal policial y de la cooperativa Magui-Mar.

En ese sentido se procedió a retirar los cercos irregulares que aparentemente fueron construidos durante el día domingo.

Dichos cercos constituían una barrera de acceso para las personas que viven en la zona y para los recorridos diarios que realiza el Municipio con el fin de evitar nuevas ocupaciones irregulares.

Hace una semana atrás, en el mismo lugar donde se retiró el cercado se habían hallado postes que inmediatamente fueron retirados por la municipalidad. Pese a ello volvieron a implantar nuevos postes y en esta oportunidad le adosaron un alambrado.

El emplazamiento del cercado tendría como objetivo la ocupación ilegal de tierras municipales.

Por tal motivo desde la Municipalidad se han reforzado los controles con mayor personal para los días feriados y festivos. Lo propio se realizará durante todo el periodo estival, con el acompañamiento permanente de la Policía de la Provincia.
 Una vez más se solicitó colaboración a los vecinos, para que cuando observen movimientos sospechosos, los comuniquen a la brevedad al teléfono 103 de Defensa Civil Municipal para canalizar las denuncias correspondientes.