martes, 16 de diciembre de 2014

SE PRESENTA EN EL CONCEJO DELIBERANTE EL FIDEICOMISO CABO DEL MAR

Crisis habitacional




En la jornada de este martes, se estará presentando en el seno de la Comisión de Tierras del Concejo Deliberante el proyecto de Fideicomiso Cabo del Mar que se ofrece como otra herramienta para concretar el acceso a la tierra de empadronados en el Listado municipal de Tierras que surge además de la iniciativa del Ejecutivo municipal de promover acciones que permitan a llegar con soluciones concretas a familias que soportan la crisis habitacional.
Así lo anunció el secretario de Gobierno, Paulino Rossi, quien mantuvo un encuentro con Jorge O’Reilly representante del Fideicomiso que permitiría concretar más de 2500 soluciones habitacionales en la zona de Cabo Peña.

“En el Concejo Deliberante se aprobó una ordenanza donde se creaba una zonificación especial, ya hemos tenido el primer caso, que fue aprobado y está en plan de ejecución, que es la zona de Misión Grande, el Fideicomiso San Martín Norte; el segundo Fideicomiso: Cabo de Mar, en la zona de la margen sur pasando el barrio Esperanza, que también va a ser regularizado bajo la firma de un fideicomiso como pago de plusvalía y es un proyecto realmente muy grande, estamos hablando de más de 2.500 lotes a un valor muy accesible, con todos los servicios básicos, ya está prevista la planificación del lugar, con los espacios verdes necesarios, las áreas para uso comerciales, las reservas fiscales, un ordenamiento y la generación de suelo urbano para equilibrar el déficit habitacional que tenemos dentro de la ciudad y que era una de las principales problemáticas que teníamos. Pero al poder implementar estas dos herramientas por medio de esta zonificación especial, creemos que se va a encontrar un punto de equilibrio y se va a lograr sincerar bastante los valores, sabemos que los lugares de los terrenos en Río Grande estaban altos, no por un tema de estructura de costos, sino por una cuestión de oferta y demanda”, indicó el Secretario de Gobierno.

El funcionario entendió además que “al poder incorporar tantos terrenos a la oferta habitacional vamos a poder generar en Río Grande que puedan ejercer, realmente, el derecho constitucional de acceso a la tierra pagando lo que es justo por el suelo urbano”.
“Nosotros tenemos la ordenanza de plusvalía, que también fue muy criticada en su momento, para poder hacer esta zonificación de 2.500 lotes, se tenía que regularizar la plusvalía, y como concepto de pago de este tributo, se va a regularizar el barrio Esperanza, o sea, se les va a brindar los servicios a través de la conformación otro fideicomiso, en el cual los vecinos van a pagar los servicios básicos para que tengan agua, luz y cloacas, con lo cual vamos a resolver, no solamente la situación, que hasta hoy era una situación irregular, sino a su vez se va a generar muchísimo suelo urbano que van a ser lotes a estrenar, desarrollado como debe ser, la planificación conveniente, por gente que entiende del tema, con una escala que es realmente muy grande”, ponderó el contador Rossi.

En tanto que Jorge O’Reilly, consideró que “tal vez lo más sobresaliente es lo que explicaba recién el Secretario respecto de la solución que va a dar a la escasa oferta que había de lotes en la ciudad de Río Grande y que era lo más determinante a la hora de ver los precios altísimos que tenía la gente para acceder a cada uno. Al producirse esta oferta tan grande, con una urbanización que fue diseñada con la regla de ordenanza última, que se promulgo casualmente para ello, estamos aportando alguna solución a los vecinos de la ciudad, que pueden acceder a valores bastante más competitivos de lo que había en el mercado hasta ahora”.

Además precisó que “las características salientes de la urbanización son lotes de 9 x 20 metros, 180 m2, las calles tienen un diseño variable, las calles más troncales tienen un ancho de hasta 30 metros, las más periféricas de 15 metros, hay una ochava como en todas las urbanizaciones modernas, los espacios verdes que están previstos, hay un lugar especialmente destinado para plazas, una iglesia, la comisaría, el club. Lo que quisimos fue replicar un poco las viejas urbanizaciones con ese estilo, en donde el cuidado por lo estético también esté presente y que los vecinos vivan con todos servicios que son necesarios para una vida digna, cloaca, agua”.


La urbanización se encuentra en la margen sur de la ciudad, frente al mar, continuando con el asentamiento del barrio Esperanza.