miércoles, 18 de marzo de 2015

Violento "ritual de graduación" en La Pampa: sancionarán a los agresores e intervendrá la Justicia

El vicedecano de la Facultad de Veterinaria adelantó que el Rectorado investigará el hecho y que si bien los que intervinieron en el brutal ataque son egresados, buscarán la manera de sancionarlos. Una fiscal penal actuará de oficio



Crédito: www.infopico.com
El escándalo generado tras conocerse la brutal agresión contra tres estudiantes que se recibieron de la Facultad de Veterinaria de La Pampa sigue creciendo. A las imágenes de las torturas y vejámenes a las que fueron sometidos y que se dieron a conocer a través de Facebook, ahora se conoció que el vicedecano Guillermo Meglia informó que desde la Universidad buscarán la forma de sancionar a los agresores, aún cuando son egresados de la institución.

"Ya dimos cuenta a la Secretaría Legal y Técnica del Rectorado. Ese área se encargará de la investigación. Queremos que haya sanciones para que no se repitan estos hechos". Por el momento, lo único claro es que no pueden quitarle el título, ya que se trata de graduados. Pero aclararon que sancionarán de alguna manera a todos los involucrados en el salvaje episodio.

Además, la justicia ordinaria inició una investigación de oficio a través de la fiscal penal Ana María Ruffini, quien buscará establecer si se cometió un delito, precisó el diario Clarín. Los ex alumnos involucrados en los incidentes, tanto el agresor como la víctima, anticiparon a través de su abogado, Juan Ignacio Paulón, que darían a conocer un comunicado.

La agresión ocurrió el 18 de diciembre del año pasado. Las fotos y las filmaciones hechas con celulares circularon en forma viral en las redes sociales. Según relataron medios locales, a dos de los estudiantes vejados, los pusieron espalda con espalda y después de cortarles el pelo, los azotaron con ramas. Los golpes comienzan despacio y se vuelven más intensos, hasta que enrojecen la piel.

El tercero de los egresados llevó la peor parte. Durante la "ceremonia", que estuvo a cargo de un ex compañero, lo pusieron boca abajo y se le sienta en la espalda. Otra chica le toma la cabeza y en ese momento deciden cortar el pantalón y los calzoncillos. Primero le aplican parches depilatorios y para fijarlos lo golpean con una alpargata. Después lo retiraron y le dejaron la piel lastimada.

Sin conformarse con esto, uno de los jóvenes tomó un frasco de vaselina y empezó a derramarlo sobre la parte trasera del egresado. Con guantes quirúrgicos, le introdujo un dedo en la cola antes de agarrar una rama y seguir la tortura

"Uno está al tanto de que algunas cosas hacen los alumnos. No hay que ser hipócrita. Pero de esto no teníamos idea. Cuando me recibí, en 1994, nos cortaban el pelo y nos tiraban con colorantes. No pasaba de eso", señaló Meglia. Además, admitió que "(el ritual) es difícil pararlo. Llegan amigos y familiares en camionetas con cosas y con baldes".