lunes, 20 de abril de 2015

Malvinas: polémica por el proceso de identificación de los soldados NN

Por  | LA NACION


En una nueva pulseada diplomática con Gran Bretaña por las islas Malvinas, el Gobierno denunció que Londres está "dilatando" y poniendo "trabas burocráticas" para llevar adelante el proceso de identificación de los 123 soldados argentinos enterrados como NN en el cementerio de Darwin. Y como respuesta inmediata a esa acusación el gobierno de David Cameron lamentó que Buenos Aires haya decidido "politizar un tema humanitario".
Según dijeron a LA NACIÓN fuentes calificadas de la Casa Rosada que se encuentran abocadas al tema Malvinas, Gran Bretaña "está haciendo todo lo posible para dilatar" que los forenses de la Cruz Roja Internacional junto con peritos argentinos puedan ingresar a las Malvinas para compatibilizar las muestras de ADN que se hicieron a los familiares que reclaman por los soldados que murieron en la Guerra de Malvinas, en 1982, y que fueron enterrados como NN bajo la leyenda: "Soldado argentino sólo conocido por Dios".
Así, las fuentes revelaron que hace más de cinco meses que Londres no emite respuesta alguna a los pedidos de la Argentina para que se pueda avanzar en el terreno con las muestras de ADN para compatibilizar los restos de los soldados NN y lograr de una vez que puedan ser reconocidos sus nombres. "Las maniobras de dilación de este tema sólo nos permiten pensar que Gran Bretaña está trabando este tema y ahora que se viene el invierno deberemos esperar cinco meses más para tener buenas condiciones climáticas porque las tareas de campo no se podrán realizar en las islas Malvinas bajo la nieve", explicó un funcionario de la Casa Rosada.
La misma fuente atribuyó la supuesta maniobra de "dilación" a que Gran Bretaña se encuentra en medio de la campaña electoral, que finalizará el 7 de mayo próximo.
El 2 de abril pasado, durante el acto de conmemoración de la guerra que se hizo en Ushuaia, Cristina Kirchner anunció que ya se había culminado la etapa de recolección de los ADN de familiares de los soldados NN, pero aclaró que aún falta que se efectivice la "decisión política" del Reino Unido de avanzar en el aspecto humanitario de la causa. El Gobierno realizó este trámite con la colaboración del Comité Internacional de la Cruz Roja, para hacer posible la identificación de los restos enterrados en Darwin. En ese acto, el secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, Daniel Filmus, dijo que la Argentina "espera que el Reino Unido dé lugar a los compromisos humanitarios que tiene firmados, para que de una vez por todas podamos avanzar en la identificación". Paralelamente, el Gobierno inició hace seis meses los pedidos para que puedan ingresar a las Malvinas los forenses de la Cruz Roja. "Hace falta una decisión política de avanzar en el aspecto humanitario", dijo Filmus el 2 de abril pasado.
Sin embargo, hasta ahora no hubo respuesta de Londres. Ante esta situación, voceros del Foreign Office dijeron a LA NACIÓN: "Al igual que el gobierno de las islas Falkland [Malvinas], nos solidarizamos con las familias de aquellos que perdieron la vida en el conflicto de las Falklands y desean identificar a sus familiares. Se trata de una cuestión humanitaria delicada y compleja que el gobierno británico toma muy en serio".
Inmediatamente, los mismos voceros británicos añadieron que "el gobierno argentino comprensiblemente se tomó su tiempo para presentar una propuesta, la cual está siendo analizada por las partes correspondientes. El tema no puede apurarse, ya que es importante desarrollar el proceso de la manera correcta. Lamentamos que el gobierno argentino haya decidido politizar esta cuestión humanitaria".
El año pasado, el secretario de Estado británico para América latina, Hugo Swire, instó a la Argentina a que se comunique con Londres y con los isleños de manera "formal" para instrumentar el proceso de identificación de los soldados NN. En respuesta, el gobierno argentino replicó que el procedimiento, al ser un caso humanitario, está coordinado por la Cruz Roja Internacional y no directamente entre la Argentina y el Reino Unido. De todas maneras, en la Casa Rosada aclararon que aún no hay respuesta de Londres.
El legislador de las islas Malvinas Mike Summers dijo a LA NACIÓN que la identificación de los soldados NN "requerirá una consideración cuidadosa y sensible, y el máximo respeto por todos los involucrados".
Filmus evitó hacer comentarios al ser consultado por LA NACIÓN. Sólo respondió que "cualquier cosa que se publique probablemente perjudique el proceso" de compatibilizar las muestras de ADN en las Malvinas.