martes, 7 de abril de 2015

RÍO GRANDE FORMALIZA EL RECLAMO ANTE LA ONU POR LA MILITARIZACIÓN DE LAS ISLAS MALVINAS

Es una presentación de vanguardia




“Es la primera vez que una ciudad, como Estado, hace este reclamo siguiendo el camino que marca nuestro Gobierno nacional”



La ciudad de Río Grande ha formalizado el reclamo ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas rechazando y pidiendo la condena internacional por la militarización del Atlántico Sur por parte del Reino Unido e Irlanda del Norte. La firma de la carta fue acompañada por la Asociación de Veteranos de Guerra “Malvinas Argentinas”.

El incremento de la presencia militar en los archipiélagos “es un fuerte llamado de atención para la región del Atlántico Sur porque no deja de ser una permanente amenaza de conflicto cuando en nuestra región no lo hay en absoluto”, advirtió el intendente Gustavo Melella luego de firmar la carta acompañado por los secretarios de Gobierno, contador Paulino Rossi; de Finanzas, doctor Federico Runín y de Asuntos Sociales, profesora Gabriela Castillo; además de la Subsecretaria de Innovación, profesora Cristina Morán y Flores; del director a Cargo de las Relaciones Internacionales del Municipio, licenciado Andrés Dachary y los integrantes del Centro de Veteranos de Guerra, encabezado por su titular, César Atilio González.

Agregó que “para nuestra región el arma más fuerte es la palabra y es la verdad a través de la historia y los hechos y es por ello que hemos decidido enviar una carta a la Embajadora del país de Venezuela que es la representante para América Latina del Comité de Seguridad de Naciones Unidas (María Gabriela Chávez) para que sea escuchada la voz de reclamo de nuestra ciudad en el reclamo para la desmilitarización de la región Atlántico Sur”.

El mandatario riograndense observó que “este es un hecho inédito; es la primera vez que una ciudad, como Estado, hace este reclamo siguiendo el camino que marca nuestro Gobierno nacional que realmente ha puesto el tema Malvinas sobre la mesa internacional y ha conseguido adhesiones importantes”.

En este sentido confió que “nosotros como ciudad no sentimos responsables, máxime que la ciudad más cercana a Malvinas es Río Grande; nos sentimos parte con todos los hechos que hacemos como el recordatorio del 2 de abril, los Diálogos por Malvinas, la Maratón por Malvinas y la paz, los diálogos por la paz, este trabajo de integración que se está haciendo con los seminarios internacionales sobre el Atlántico Sur. Siempre en ese marco de paz, hemos buscado el diálogo”.

El intendente Melella destacó que “lo importante es que la voz de nuestra ciudad sea escuchada, si bien algunos no le dan la importancia que tiene el tema porque tener una base militar de las magnitudes que tiene, se desarrolla y se piensa por parte de Inglaterra, nosotros lo sentimos como una amenaza, pero por sobre todo denunciando que es una estrategia que lleva el Gobierno británico para fortalecerse en el Atlántico Sur en cuanto a los recursos naturales, sea petróleo, gas, pesca, el futuro de la Antártida poniendo en peligro la paz que para nosotros es fundamental”.

La carta que se enviará a la dignataria de la ONU será publicada en medios locales, regionales nacionales y en distintos foros internacionales. “Queremos que el mundo sepa nuestro reclamo, incluso enviaremos esta nota a la Red de Alcaldes por la Paz a nivel mundial, donde hay alcaldes de todo el mundo y de la cual integramos como municipio, porque queremos que la voz de paz de nuestra ciudad, sea escuchada”.

Los ingleses hacen esto para no sentarse en la mesa de diálogo”

Por su parte César Atilio González afirmó que “acompañamos porque tal como lo afirmamos en las charlas que brindamos en la Carpa de la Dignidad, creemos en la palabra y en la paz”.

Agregó que “Inglaterra está militarizando cada vez más la base que tiene en Malvinas y nosotros obviamente estamos en desacuerdo y los ingleses hacen esto para no sentarse en la mesa de diálogo”.

Asimismo el veterano de guerra observó que “este reclamo de la ciudad es el que comparte toda la nación y la propia Presidencia; el reclamo lo viene llevando la diplomacia y es así que se van a recuperar las Islas Malvinas, a través del diálogo y la paz. Una base militar con esa magnitud es una amenaza para nosotros”.

González observó que “Inglaterra, a diferencia de nosotros los argentinos que consideramos a Malvinas como parte de nuestro territorio, la tienen como una base militar, como una gran portaaviones como paso previo a la Antártida”.

Es una presentación de vanguardia de nuestra ciudad”

En tanto Andrés Dachary consideró que esta medida por parte de la gestión del intendente Gustavo Melella, “Es una presentación de Vanguardia de una ciudad que pide lo más elemental del derecho de vivir en una zona de paz, no solo a nivel nacional sino también a nivel mundial”.

Añadió que “hasta ahora no había ocurrido que una ciudad lleve adelante una acción como esta que será dada a conocer al Red de los Alcaldes por la Paz y va a sentar un precedente y servirá para construir mayor adhesión en todo el mundo y tratar de atacar estos vestigios de colonialismo y sus consecuencias”.


El licenciado Dachary observó que esta carta se suscribe coincidentemente con los cincuenta años del dictado de la Resolución 2065 de Naciones Unidas que insta al Reino Unido y a la República Argentina a sentarse en la mesa de diálogo para la resolución del conflicto.