martes, 5 de mayo de 2015

Día internacional del celíaco: por cada persona diagnosticada, hay nueve enfermos que no lo saben

La intolerancia al gluten es una predisposición genética y el único tratamiento para la celiaquía es eliminarlo de la dieta cotidiana. En el Día Internacional del Celíaco, Infobae repasa los síntomas de alarma para detectarla


Crédito: Shutterstock
La enfermedad celíaca se caracteriza por la intolerancia al gluten. Produce una lesión grave en la mucosa del intestino delgado impidiendo que se absorban de manera adecuada los nutrientes de los alimentos, como proteínas, grasas, hidratos de carbono, minerales y vitaminas.
¿Qué es el gluten? Es una proteína presente en algunos cereales como trigo, cebada, centeno y avena y puede generar en algunas personas con predisposición genética el padecimiento conocido como celiaquía. "Por cada 1 celíaco diagnosticado hay 9 sin diagnosticar aún. Para la correcta evaluación se requiere una biopsia intestinal", asegura la nutricionista Lucía Molina (MN 5197), miembro de Halitus Instituto Médico.
"EN ARGENTINA, SE CALCULA QUE HAY 1 CELÍACO CADA 150 PERSONAS"
Algunos de los síntomas de alarma
-Diarrea crónica
-Distensión abdominal
-Falta de progresión en el peso
-Desnutrición por mala absorción de grasas, azúcares, proteínas, aminoácidos, minerales, hierro y vitaminas liposolubles.

La empresa Arcor cuenta con más de 200 productos sin TACC

La enfermedad celíaca puede presentarse de forma más o menos silente, es decir, sin síntomas, pero con lesión de las vellosidades intestinales, sobre todo en personas adultas. "Además pueden observarse, esporádicamente, una amplia variedad de síntomas extraintestinales secundarios, casi todos debidos a situaciones carenciales de vitaminas y sales minerales", aclara la especialista, como alteraciones del crecimiento, raquitismo, osteoporosis y fracturas espontáneas, abortos, cefalea y anemia, entre otros.
El único tratamiento existente consiste en el seguimiento de una dieta estricta sin gluten de por vida que conlleva la recuperación y normalización tanto clínica como funcional. "Nunca se debe suprimir el gluten de la dieta de una persona, sin haber realizado previamente una biopsia intestinal que lo justifique. Una vez confirmado el diagnóstico deberá suprimirse inmediatamente el gluten de los cereales involucrados en esta enfermedad como trigo, avena, cebada y centeno".
De esta forma, según indica la nutricionista, se deberán incorporar cautelosamente otros nutrientes para lograr la recuperación de la mucosa intestinal. Una vez lograda la mejoría clínica y ganancia de peso, se indicará una dieta adecuada en cantidad de calorías y calidad de macro y micronutrientes según la edad, sexo, y actividad física del paciente.


La importancia de saber reemplazar
La dieta libre de gluten es fácil de prescribir pero difícil de seguir. Debe explicarse al paciente y a su familia otras alternativas de alimentos que reemplazarán a los provenientes de dichas harinas, y las técnicas de cocción y manipulación de alimentos para evitar la contaminación cruzada entre alimentos con gluten y alimentos sin gluten.
Además se recomienda poner al paciente en contacto con asociaciones que tienen como objetivo evaluar todos los alimentos procesados que se encuentran en el mercado para determinar cuáles son verdaderamente libres de gluten.
Su impacto en la fertilidad
La celiaquía puede incidir en la fertilidad de una mujer debido a la mala absorción de vitaminas y minerales que suprimen la acción de las hormonas que estimulan la ovulación. "Pero fundamentalmente, una mujer celíaca deberá enfrentar el problema del bajo peso relacionado a esa mala absorción. Siempre es importante trabajar en conjunto con el médico que las controla y el nutricionista, dado que lo principal es garantizar el seguimiento de una dieta acorde y balanceada, libre de gluten, teniendo en cuenta que esta afección puede, en algunas ocasiones, agravarse durante el embarazo o en el postparto", remarca Molina.
Es frecuente también que la mujer embarazada no sepa que es celíaca y por ello se recomienda realizar un chequeo ante el mínimo síntoma que se presente, ya que el déficit alimentario de esta afección puede traer consecuencias en el desarrollo fetal.