Cristina llamó uno por uno a los gobernadores del PJ en busca de apoyo a su liderazgo



Y un día, Cristina Kirchner tomó el teléfono y llamó personalmente a un grupo de gobernadores. Podría tratarse de una anécdota, pero no.

 La Nacion 01/12/2015-Es un síntoma del cambio de época que ya se está dando en el peronismo por el control del liderazgo de lo que a partir del 10 de diciembre será el espacio opositor al gobierno de Mauricio Macri.


La Presidenta se tomó el trabajo en los últimos dos días de hablar con un grupo de mandatarios para invitarlos hoy a un almuerzo en la Casa Rosada. Será una suerte de despedida. Así, por lo menos, lo informan oficialmente en el Gobierno. Del otro lado, sin un bloque monolítico entre los jefes provinciales, un grupo ya anticipa que irá con el cuchillo entre los dientes para debatir dos temas de agenda: quién presidirá el bloque de diputados del Frente para la Victoria y la propuesta que lleve el partido para cubrir la presidencia de la Auditoría General de la Nación. Eso, hasta anoche. Hoy, delante de Cristina, verán cómo y quién lo plantea.No todo es uniformidad en el bloque de mandatarios provinciales, que ya se dividen entre los que se autodenominan como los "sensatos", que quieren correr a la Presidenta, versus los que impulsan el liderazgo de Cristina, llamados los "leales". En el medio, quedó Daniel Scioli. Tironeado de ambos lados, se muestra un poco con unos y un poco con otros.
El grupo que se resiste a seguir aceptando a la Presidenta está liderado por Urtubey. Lo integran además, según sus propios cálculos, Fellner (que deja la gobernación de Jujuy) y Gioja (que abandona San Juan para ser diputado). Cuentan también a Rosana Bertone, la gobernadora de Tierra del Fuego. Ella fue una de las que recibió el llamado de la Presidenta. El otro fue el formoseño Gildo Insfrán.
Como para marcar la cancha, Cristina se llevó ayer al acto que encabezó en Pilcaniyeu a Insfrán y al chaqueño Jorge Capitanich, cabecilla del ala de los "leales". En ese grupo se enrolan Alicia Kirchner y, también con su propio poroteo interno, cuentan al misionero Maurice Closs y su sucesor, Hugo Passalacqua, además de la catamarqueña Lucía Corpacci. En un limbo, los dos sectores se adjudican como propios a Juan Manzur (Tucumán, ex ministro de Cristina), Domingo Peppo (que reemplazará a Capitanich) y el propio Insfrán.
Algunos de los que recibieron el llamado de Cristina contaron que hasta se disculpó por la falta de diálogo de los últimos tiempos. Lateralmente aparece el gobernador electo de La Rioja, Sergio Casas, que, urgido de fondos, ya se reunió con Macri.
Cristina ya avisó que no quiere presidir el PJ, que define autoridades en mayo del año que viene. Quiere, junto con La Cámpora, que Capitanich quede a cargo. El chaqueño blanqueó sus intenciones de disputar la jefatura partidaria. Del otro lado le dará pelea Urtubey. Y Scioli, que aparece como el tercero en discordia. Son los tres nombres, para todos los gustos, que anticipan la interna de la estructura peronista.
El interés de la Presidenta es lograr imponer a Echegaray. Ese espacio lo propone justamente el PJ como sello partidario.
Todos los cargos se deberán definir esta semana, en la que Cristina Kirchner tendrá alta exposición. Mañana estará en la ex ESMA y el viernes, si llegan a tiempo con las obras, inaugurará otra etapa de la electrificación del ferrocarril Roca, entre Quilmes y Constitución.
Pero el plato fuerte será hoy, con los gobernadores, dos días antes de que el PJ desempolve la sede de Matheu para explorar la mejor estrategia para recuperar el poder.

La mujer de Máximo será ministra

La gobernadora electa de Santa Cruz, Alicia Kirchner, anunció ayer quiénes integrarán su gabinete y las designaciones dejaron una sorpresa: la esposa de Máximo Kirchner, Rocío García, será ministra de Salud en la provincia. Odontóloga, García era desde hace más de un año la "coordinadora de Articulación Local de Políticas sociosanitarias".
El equipo de Alicia Kirchner también estará integrado por camporistas, como Francisco Anglesio (Vialidad Provincial) y Leandro Álvarez (Ministerio de Producción). Asimismo, el ministro de Educación será Roberto Borcelli, que era el presidente del Consejo de Educación en 2008, cuando un fuerte conflicto con los docentes provocó el bloqueo de yacimientos petrolíferos.




Entradas mas leidas