martes, 10 de mayo de 2016

PREOCUPACIÓN EN EL MUNICIPIO POR CONDUCTORES CON ALCOHOL EN SANGRE

Secretaría de Participación y Gestión Vecinal

 
El Director General de Inspección del Municipio de Río 
Grande, José Díaz, dio cuenta de los operativos de fin de semana oportunidad en que inspectores municipales detectaron 17 conductores con alcohol en sangre y de otros tres individuos a los que no se le pudo practicar la alcoholemia. En uno de los accidentes, presumiblemente provocado por un conductor alcoholizado, se destruyó un semáforo ubicado en una zona neurálgica con un valor superior a los cien mil pesos.
 
“Lamentablemente tenemos que informar que en los controles de fin de semana se incrementó sobremanera la cantidad de conductores con alcohol en sangre, dado que fueron 17 casos y en los últimos tiempos veníamos con cuatro o cinco casos por fin de semana”, explicó Díaz.
 
En este sentido agregó que “también hubo un conductor que colisionó contra un semáforo que quedó totalmente destruido en Almafuerte y Malvinas, en cercanías de La Trucha; esto ha producido un serio inconveniente en el tránsito vehicular y esta persona estaba evidentemente alcoholizada. Pero a raíz de las lesiones que recibió al colisionar contra la columna de este semáforo, fue trasladado al hospital y no se le pudo tomar la muestra de sangre y no sabemos si en el nosocomio se la hicieron”.
 
El funcionario municipal insistió en que “esto es lamentable por los inconvenientes que trajo aparejado este choque provocado por una persona que no tomó conciencia sobre los riesgos de manejar con alcohol en sangre un vehículo”.
 
Asimismo reparó que “este semáforo estaba ubicado en un lugar neurálgico y vale recordar que el valor de un equipo de señalización como este supera los cien mil pesos y vamos a tratar de que a través del seguro de esta persona podamos recuperar ese parte del siniestro que provocó esta persona, realmente inconsciente al manejar a exceso de velocidad”.
 
Aseguró que el trabajo de los inspectores de Tránsito “es permanente y tal es así que este fin de semana y parte de la anterior, en total hubo 44 resguardos, de los cuales 17 fueron por alcohol positivo, tuvimos un conductor que se negó a hacerse el control de alcoholemia; hubo otro que evadió el control de alcoholemia dejando el auto abandonado, lo que sospechamos es que también tenía alcohol en sangre, más el que colisionó contra la columna por lo que serían 20 las personas que manejaban con alcohol en sangre”.
 
Además hubo 13 incautaciones de vehículos por falta de licencia de conducir, 8 por falta de seguros, un resguardo porque el vehículo no tenía las chapas patente, también el municipio secuestró dos vehículos por estacionamiento en lugares no permitidos y obstruyendo salida de rodados particulares y a otro porque el conductor cruzó el semáforo en rojo “poniendo en serio riesgo a los demás conductores”.     
 
Todas las actuaciones están siendo elevadas al Juzgado de Faltas municipal para que tome las medidas pertinentes.