-

-
-

viernes, 30 de septiembre de 2016

Documental fueguino fue declarado de Interés Nacional

‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta -Una historia de Valientes

 
Por iniciativa de la Diputada Nacional Analuz Carol, el  documental ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta -Una historia de Valientes’ realizado por Luis Soler, fue declarado de Interés Nacional y a la par se llevó un acto de reconocimiento a los dos últimos pilotos vivos de esta línea aérea comercial germen de Aerolíneas Argentinas, Ronald Scott y Carlos Bilbao -ambos de 99 años de edad- en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación, donde también se expuso la muestra fotográfica del Museo Municipal ‘Virginia Choquintel’.
 
Río Grande.- Este viernes 30 de septiembre, en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara de Diputados de la Nación, la Diputada Nacional por Tierra del Fuego Analuz Carol encabezó el acto de homenaje a los dos últimos pilotos de la Aeroposta Argentina, Ronald Scott y Carlos Bilbao, y asimismo un reconocimiento al realizador riograndense Luis Soler quien produjo los dos documentales ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’, el último de ellos titulado ‘Una historia de Valientes’ que fue declarado de Interés Nacional por la mencionada parlamentaria fueguina.

Cabe recordar que el primer documental también fue declarado de Interés Nacional, en esa oportunidad por parte de la actual concejal Verónica González cuando era Diputada Nacional.

En esta ocasión, tuvo el agregado del reconocimiento en vida a los dos últimos aviadores, Ronald Scott y Carlos Bilbao, ambos nacidos en octubre de 1917 –año de la revolución rusa- y coincidentemente también, los dos ingresaron a la Aeroposta en 1948. Scott previamente fue piloto de guerra en la Segunda Guerra Mundial y Bilbao posteriormente fue uno de los primeros pilotos de Aerolíneas Argentinas.   

Engalanó el acto la muestra fotográfica del Museo Municipal ‘Virginia Choquintel’ expuesta por primera vez en el Congreso argentino. En ella se relata distintos momentos históricos de esta línea aérea que unió Europa, África y Sudamérica llegando hasta Tierra del Fuego.
 
“Es un orgullo poder exponer esta muestra”
 
La Diputada Nacional Analuz Carol confió que “es una alegría inmensa poder estar participando y organizando este reconocimiento y homenaje a los pilotos que aún están vivos –ambos son personas mayores, tienen 99 años- y que han participado de esta épica línea aérea volando con los aviones de ese tiempo, hechos mayormente de madera y lona y que fue tan importante para las comunicaciones y el transporte en la Patagonia en general y particularmente Tierra del Fuego”.

La ingeniera Analuz Carol comentó que “por nuestra condición insular somos aeropendientes, de hecho lo seguimos siendo y por eso seguimos luchando para tener una vía de comunicación marítima también.

Agregó que “aprovechamos esta oportunidad para reconocer toda esa labor pionera de la aviación y asimismo el trabajo del realizador Luis Soler que siempre ha trabajado con mucho compromiso por la identidad fueguina y estamos muy contentos de reconocer estos esfuerzos”.
 
Una obra que abarcó tres continentes
 
Luis Soler recorrió distintas ciudades en los tres continentes para realizar este documental. Durante el acto brindó su reconocimiento a todos los que han colaborado con él, como el concejal (mc) y ex intendente y ex diputado nacional Esteban ‘Chiquito’ Martínez; Daniel García, el equipo del Concejo Deliberante, Gastón Toledo Saldaño que acercó datos históricos y a distintas autoridades, especialmente en esta oportunidad a la diputada Carol.

Luis Soler comentó a la audiencia que este documental es la saga del anterior y complementario de un tercero que está en proceso de realización. En esta oportunidad el film también trata del primer accidente aéreo en Río Grande que arrojó varios muertos y asimismo sobre la muestra fotográfica alusiva a la historia de la mítica línea aérea que fue germen de Aerolíneas Argentinas y que durante quince años comunicó a Tierra del Fuego con el Continente. Soler recorrió el norte de África, Europa y Sudamérica recabando datos de la era romántica de la aviación.

El realizador de del documental ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’ comentó que tras el primer material “quisimos profundizar en la historia de la aviación comercial de entonces en aviones que hoy son piezas de museo. Era una historia muy rica que se estaba perdiendo y solo quedaba en la memoria de antiguos pobladores y quisimos rescatar esta epopeya de los pilotos que volaban estas máquinas en territorios vírgenes y que según datos históricos, le costó la vida a unos ochenta de ellos”.

Detalló que en este nuevo documental de la saga ‘Siguiendo la Ruta de la Aeroposta’, “le pusimos ‘Una Historia de Valientes’ porque había que serlo para volar en estos aviones sobre desiertos y mares interminables. Era realmente jugarse la vida volar en Aeroposta y ellos lo hacían con todo el placer del mundo en una época en que el romanticismo impregnaba las acciones heroicas de los hombres y no lo hacían por dinero porque no ganaban grandes fortunas ni nada que se les parezca. Era más fácil morir que cobrar”, observó Soler.

En este sentido comentó que “en este documental consultamos a varios especialistas, historiadores y aviadores, que nos van llevando por el hilo conductor cronológico de esa época romántica de la aviación comercial y de todo el esfuerzo que había que hacer para mantener las rutas aéreas, tanto en África, Europa como América Latina y cruzar el océano Atlántico tras la hazaña de Lindberg”.

Agregó que “La Aeroposta dejó muchos nombres ilustres, como Antoine de Saint-Exupéry, a la sazón, creador de ‘El Principito’ y ‘Vuelo Nocturno’; Jean Mermoz, Jean Nöel Boy, Henri Guillaumet, entre tantos otros y los argentinos Próspero Palazzo, Rufino Luro Cambaceres que vino con el padre de ‘Chiquito’ Martínez en el primer vuelo de la ‘Línea’ a la ciudad de Río Grande y a estos grandes aviadores que hoy el parlamento nacional está reconociendo por iniciativa de la Diputada Nacional Analuz Carol y que son Ronald Scott y Carlos Bilbao”.

Luís Soler recorrió tres continentes buscando la ruta de esta mítica compañía de origen francés. Justamente recabó datos de Toulouse, al sur del país galo que también tiene una rica tradición aeronáutica. Justamente desde aquí despegó el primer Concorde a los mandos de André Turcat. Asimismo 

Soler viajó al norte de África y estuvo en las ciudades que fueron destino de la Aeroposta como Casablanca y Rabat en Marruecos. Estuvo también en Natal, Brasil y por supuesto la ruta sudamericana de esta aerolínea.