La venta de computadoras se verá impulsada por la eliminación del arancel para importar.
La venta de computadoras se verá impulsada por la eliminación del arancel para importar.
En una semana comienza a regir el arancel cero para la importación de productos electrónicos como computadoras y tablets -que antes era de un 35 por ciento- y la medida impactará en los precios finales.
Los valores de los productos ya habían comenzado a bajar porque ni las marcas ni las cadenas de electrodomésticos querían quedarse con el stock. Y en los últimos meses, la sección de venta de PC, notebooks y tablets pasaba casi desapercibida en los locales por los consumidores.
"Los precios serán más cercanos a lo que se vende en Chile, por lo que representa una reducción promedio del 50%", había prometido Miguel Braun, secretario de Comercio. Pero más allá del cambio que se verá en los valores, las princiales cadenas de electrodomésticos confirmaron a Infobae que no sólo llegarán nuevos modelos, sino que también se pondrán a tono con los lanzamientos a nivel mundial y habrá más oferta
Pero habrá que esperar al menos un mes. "A fines de abril recibiremos nueve modelos de notebooks que no se vendían en la Argentina, a fines de mayo llegarán otros 11 modelos", aseguraron fuentes de Frávega a Infobae, aunque no quisieron especificar cuáles son.
Con todo, las empresas ya están comprando lotes de lanzamientos que pronto se anunciarán a nivel mundial, con el objetivo de que lleguen a la Argentina lo más pronto posible. "Los lanzamientos en la Argentina deberían estar muy en línea con el resto del mundo, con lo cual la compra que hacemos es en base a los nuevos portfolios de las marcas", confirmaron fuentes de Garbarino a este medio.
Desde la casa de electrodomésticos, indicaron que las principales marcas de notebooks que manejan son Lenovo, HP, Asus, Acer y Apple, "un lineal de aproximadamente 35 modelos que se embarcan en abril y estarán disponibles en los puntos de venta desde mayo".
La gran incógnita hacia delante es si los precios bajarán finalmente a niveles similares a los de Chile, para que se justifique la compra en territorio nacional sin tener que cruzar la Cordillera, al comparar los precios de contado del mismo producto en los dos países.
La medida que se aplicará a fines de mes afecta a la industria nacional, ya que hay fábricas que ensamblan en Tierra del Fuego y en la provincia de Buenos Aires que ya se vieron afectadas por la eliminación del arancel y despidieron empleados.
Carlos Suaya, titular del fabricante de computadoras Banghó, había confirmado que despedirían a 400 personas del total de 800 empleados que poseen en tres plantas, más allá del programa de contención de despidos que lanzó el Gobierno.