La historia se remonta al 6 de noviembre de 1965, cuando un enfrentamiento armado entre carabineros chilenos y gendarmes argentinos desató uno de los tantos incidentes limítrofes en la zona de Laguna del Desierto, al oeste de Santa Cruz. El episodio terminó con un oficial chileno muerto, otro herido, y una escalada diplomática y política entre ambos países. Llamativamente, una bandera chilena se transformó en un símbolo del conflicto: fue obtenida ese día por los gendarmes y se guardó durante más de 50 años en el edificio Centinela. Pero ahora volverá a su origen.
El incidente de Laguna del Desierto de 1965 fue el desenlace de una serie de episodios previos que conformaron un escenario de alta tensión, y se produjo en un contexto de fronteras muy indefinidas.
En el enfrentamiento murió el teniente Hernán Merino Correa, considerado un héroe nacional en Chile, y otro carabinero (Miguel Manriquez) resultó herido y tuvo que ser trasladado a un hospital de Río Gallegos. Aunque pasaron tantos años, persisten dos versiones sobre los hechos muy contradictorias entre sí.
La versión chilena asegura que el teniente Merino no disparó y que la patrulla de carabineros, integrada por cuatro efectivos, estaba en territorio chileno, pero el laudo arbitral de 1994 terminó confirmando que el episodio ocurrió del lado argentino.
La versión argentina destaca que un mes antes del conflicto se había acordado el retiro de los carabineros y que Chile ya había reconocido, en un mapa elaborado en 1953, que la zona de Laguna del Desierto, en el departamento Lago Argentino, pertenecía al territorio argentino.
Ese mapa fue modificado tres años después, pero Argentina ya había obtenido una copia del original. De hecho, utilizó esa versión para las discusiones diplomáticas posteriores y el documento terminó siendo valorado como prueba en el arbitraje de 1994.
Los datos figuran en un voluminoso trabajo de investigación que concentra testimonios de gendarmes, carabineros, ex funcionarios, sumados a diarios y documentos de la época.
La patrulla de gendarmes estaba conformada por unos diez hombres, aunque en Chile se llegó a hablar de 60 o 70 efectivos. Y se sumaron dos periodistas de la revista Gente que terminaron siendo testigos privilegiados del episodio.
El enfrentamiento armado se produjo alrededor de las 18 horas del 6 de noviembre, en inmediaciones de lo que se conoce como puesto "Arbilla".
"El episodio de Laguna del Desierto fue un fracaso de la diplomacia y de los presidentes de entonces (Eduardo Frei y Arturo Illia), pero hay que reconocer que mantener la paz luego fue un logro de ambos gobiernos", evaluó el comandante Gabriel Riveros, una de las personas que más estudió sobre el episodio.
Los documentos históricos detallan que la bandera chilena estaba en un mástil improvisado, realizado con tronco de coihue. Ese día también se secuestró armamento, ropa, municiones, cartas personales y radiotelegramas oficiales. Pero la bandera se transformó en un símbolo.
La idea de restituirla al Estado chileno comenzó a gestarse hace más de un año. Luego de sucesivas conversaciones entre ambos gobiernos, finalmente se decidió hacer la ceremonia el 27 de abril porque en Chile se conmemora el "Día del Carabinero".
Del acto participarán la ministra de Seguridad Patricia Bullrich y el titular de Gendarmería, Gerardo Otero, quienes serán recibidos por la presidenta de Chile Michelle Bachelet. "Es un gesto político de fuerte amistad", destacó Bullrich en una encuentro con periodistas antes de viajar a Chile.