(OPI Santa Cruz)
(OPI Santa Cruz)
Una facción de la CTA instaló este lunes una carpa en el centro de Río Gallegos, Santa Cruz, frente al Superior Tribunal de Justicia, sobre la avenida Néstor Kirchner. Los gremialistas exigen el pago de los salarios adeudados y piden que la gobernadora Alicia Kirchner "deje de victimizarse".
"Los santacruceños no la estamos pasando bien, quedamos en medio de una interna entre nación y provincia", aseguró Olga Reynoso, delegada de ATE.
En las primeras horas de la carpa, los sindicalistas realizaron discursos, entrevistas y hasta una olla popular. Allí permanecerán todos los gremios y los jubilados que están reclamando que el Ejecutivo provincial cumpla con el pago de las obligaciones adeudadas.
La provincia de Santa Cruz vive un momento financiero complicado. La mayoría de sus ciudadanos depende del empleo público, pero el gobierno no tiene recursos para cumplir todos los meses con el pago de los salarios. La situación implosionó la semana pasada, con protestas y movilizaciones. La más grave y repudiable se dio en la residencia de la gobernadora, el viernes por la noche, cuando un grupo de manifestantes quiso entrar a la propiedad en la que cenaba junto a la ex presidente Cristina Kirchner, quien responsabilizó a la administración central de Cambiemos por los incidentes.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, salió al cruce. Coincidió con el diagnóstico de la ex jefa de Estado sobre una "herencia" complicada, pero les pidió que se hicieran cargo. "Llegó el momento de que se hagan cargo. Se quejan de que no les dimos asistencia, pero el kirchnerismo desde 2010 a 2015 no había asistido a la provincia y en 2015 le dieron cerca de $4.500 millones", aseguró el funcionario en radio Mitre.
Y agregó: "Es verdad que la gobernadora heredó una situación muy difícil, pero hace 25 años que es gobernada por los Kirchner o por socios de los Kirchner o por gobernadores que ellos pusieron a dedo".
(OPI Santa Cruz)
(OPI Santa Cruz)
El diputado nacional Máximo Kirchner insistió hoy en apuntar contra Cambiemos por los incidentes y por los problemas económicos de Santa Cruz. Dijo que su tía recibió una administración cuyo déficit era solventado con fondos del gobierno nacional y tras la asunción de Mauricio Macri se cortó la asistencia.
Para el diputado del Frente para la Victoria, el Gobierno "prometió una situación económica que no cumplió" y en consecuencia "cada planificación llevada adelante por cualquier gobernación fue rara". "No fue por tener mal criterio a la hora de administrar (de Alicia Kirchner), sino porque no se cumplieron las promesas (del gobierno nacional) en cuanto a los parámetros de la actividad económica", aseguró.