El vicecanciller expuso en la Comisión de Relaciones Exteriores (Télam)
El secretario de Relaciones Exteriores, Carlos Foradori, defendió esta mañana en la Cámara de Diputados las gestiones del Gobierno con el Reino Unido por las Islas Malvinas e insistió en que se trató de un comunicado conjunto "no vinculante", similar a instancias de negociación encaradas por administraciones anteriores.
"Es un comunicado conjunto y establece una hoja de ruta y algunas premisas, pero de ninguna manera tiene carácter vinculante porque para eso debería tener un nivel de detalle que no tiene este comunicado conjunto. Y además debería tener firmas", explicó el funcionario nacional.
En su exposición en la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores, que preside la diputada de Cambiemos Elisa Carrió, Foradori salió al cruce de las críticas y sostuvo que las gestiones oficiales no constituyen una "aventura de un Gobierno" sino que "es algo que viene llevándose a cabo históricamente a fin de que el Reino Unido "se siente a discutir" la soberanía del archipiélago ubicado en el Atlántico Sur.
"Esto no es algo nuevo. No es un invento. Forma parte de una
estrategia que venimos llevando a cabo desde hace mucho tiempo
con administraciones anteriores", agregó.
Carlos Foradori junto al embajador Mark Kent
Carlos Foradori junto al embajador Mark Kent
Frente a las preguntas de los diputados, el funcionario reiteró que el acuerdo se encuadra en "una estrategia de diálogo" dado que "no hay otra forma de buscar el objetivo común".
Foradori remarcó: "Si uno sigue una lógica jurídica, sabe que todo aquel que nace en el territorio nacional es argentino. Si pensamos que las islas son argentinas, también debemos considerar que estamos hablando de ciudadanos argentinos".
En sintonía con los representantes de la oposición, Carrió tampoco ocultó sus críticas al Gobierno por la declaración compartida. "En la república los poderes son independientes y de la misma manera que ustedes pueden avanzar, nosotros podemos retroceder", dijo y pidió "respeto para el Congreso de la Nación".
"La historia seguirá como los argentinos queramos que siga y con la participación del parlamento, porque nada puede hacerse sin el parlamento", apuntó el funcionario en otro tramo de la exposición, al recordar que el comunicado es apenas una "hoja de ruta".
El vicecanciller Foradori y la diputada Carrió (DyN)
El vicecanciller Foradori y la diputada Carrió (DyN)
La sesión se desarrolló con algunas dificultades. Las respuestas del vicecanciller se vieron en muchas oportunidades interrumpidas por intervenciones de legisladores que tenían intenciones de repreguntar o lanzar algún comentario.
Más de una vez, Carrió reprendió a los diputados que hablaban sin pedir la palabra y amenazó con levantar la sesión si no hacían silencio. En este sentido, también intervino Darío Giustozzi, secretario de la comisión. "Si quieren la respuesta, espérenla. Si en los próximos minutos no podemos hacer silencio, que se haga por escrito de manera más ordenada", exclamó.
La presencia de Foradori en la comisión había sido acordada la semana pasada en el marco de la reunión de ese cuerpo parlamentario, citado por Carrió, tras la polémica generada por el comunicado conjunto difundido por la canciller Susana Malcorra y el vicecanciller inglés, Alan Duncan, y el encuentro informal que tuvo en Nueva York el presidente Macri con la premier británica, Theresa May.