martes, 24 de marzo de 2015

Tucumán: tras la violación de una menor, quemaron una comisaría

Ocurrió en Colombres. Más de tres mil personas marcharon para exigir justicia y la renuncia del comisario


Crédito: Gentileza La Gazeta
Un brutal ataque sexual contra una menor de 13 años ocurrió el jueves en la localidad tucumana de Colombres. La víctima volvía del colegio junto a sus primos –también menores de edad– cuando los tres fueron abordados por un hombre en moto, quien los amenazó y los obligó a ingresar por un callejón en medio de cañaverales. Tras abusar de la niña, el delincuente huyó.


la menor quedó internada en el Hospital del Niño Jesús de esa localidad. Ante la inacción policial denunciada por los vecinos, el lunes se realizó una marcha con más de tres mil personas que exigieron justicia.

Familiares y vecinos se manifestaron frente a la comisaría local y reclamaron la renuncia del comisario Domingo Pérez, a cargo de la dependencia policial, al advertir que se negó a tomar la denuncia por el ataque sexual.

"La gente nunca había reaccionado así antes, por eso nos pasó todo esto. Pero este hecho nos tocó a todos", dijo una mujer en medio de la protesta, que terminó con la comisaría envuelta en llamas.

En tanto, la tía de la víctima manifestó que tras el ataque sexual llevó a su sobrina a un Centro de Asistencia Primaria de Salud (CAPS) y aseguró que hasta allí llegó un comisario que no les quiso tomar la denuncia. "Nos hizo subir a un móvil y nos llevó hasta el lugar (donde fue perpetrada la violación) para que mi sobrina le indique dónde había sido", se quejó la mujer en declaraciones a la edición web del diario La Gaceta.

Otra mujer que participó de la protesta dijo que el jefe policial también le preguntó a la madre de la víctima "con quién andaba saliendo la nenita, como diciendo que la nenita había incentivado que la violaran". "Queremos que investiguen al violador, no qué hace la familia ni cómo se viste la nenita", reclamó.


El jefe de la Unidad Regional Este, comisario Luis Pereyra, calificó la situación generada en Colombres como "algo imprevisto" y ordenó abrir una investigación interna."Estoy instruyendo una investigación interna para determinar lo que realmente pasó, porque no está claro cuál es la situación", añadió, y precisó que los uniformados no resultaron heridos porque abandonaron la seccional por una puerta trasera.