martes, 14 de abril de 2015

POR FALENCIAS EN EL SERVICIO DE COLECTIVOS EL MUNICIPIO ANALIZA SANCIONAR A LA CONCESIONARIA LÍNEA SIETE S.A.




 Ante los reiterados incumplimientos en la prestación del servicio público colectivo de pasajeros, el Municipio de Río Grande analiza aplicar fuertes sanciones a la concesionaria Línea Siete. Así lo confirmó el secretario de Gobierno, contador Paulino Rossi tras constatar estas irregularidades denunciadas por los vecinos usuarios.

Rossi comentó que “empezó muy bien el servicio con Línea Siete pero en la última semana se degradó la prestación del mismo; por la mañana anda bien pero por la tarde se detectan serias falencias en las frecuencias a tal punto que por ahí pasan tres colectivos seguidos en menos de 10 minutos pero luego, durante 40 minutos o más de una hora no pasa ninguno y esto para nosotros es incomprensible”.

Recordó que “el Municipio hizo el reclamo al primer día de detectado el problema, al otro día mejoró pero al subsiguiente empeoró volviéndose a estirar las frecuencias. Esto fue notificado, se hizo el trámite administrativo y si tiene que llegar a la infracción o la multa, va a llegar”, advirtió el titular de la cartera política municipal.

En este sentido agregó que “nosotros vamos a seguir las vías correspondientes, pero lo que queremos es que se corrija esto”, confió y recordó que “la anterior concesionaria, una empresa que no tenía la infraestructura necesaria; pero ahora vemos que esta nueva empresa tiene colectivos grandes, las unidades necesarias, pero tenemos que trabajar sobre la parte gerencial y de recursos humanos, porque a los colectivos los tiene que manejar gente que tiene que estar bien organizada y direccionada por la empresa”.

El Secretario de Gobierno dio cuenta de que “estuvimos reunidos con gente de la empresa y ahora estamos esperando la respuesta; nosotros exigimos que el servicio se cumpla respetando las frecuencias como corresponde en el pliego y que no la estiren”.

Reconoció que “sabemos que todas las transiciones son complicadas. En la primera etapa no teníamos problemas con las frecuencias sino con el medio de pago; lo logramos solucionar, se acomodó el tema del boleto estudiantil, fueron muchas innovaciones que en poco tiempo logramos solucionar con lo cual todo se estabilizó”.


Para Rossi “no tienen justificativos” la degradación del servicio en ciertas franjas horarias. “Si no hay ningún problema vial en la ciudad pero igualmente las frecuencias se estiran en forma reiterada durante una semana, queremos no solamente la corrección de este problema sino también la justificación de por qué ocurren estas falencias”.