lunes, 15 de junio de 2015

UNAS 500 FAMILIAS DEL BARRIO LA ESPERANZA PODRÁN REGULARIZAR LA SITUACIÓN DOMINIAL DE SUS HOGARES

Se concreta una nueva herramienta para paliar la crisis habitacional



El intendente Gustavo Melella presenta este lunes a vecinos de la margen sur  detalles del Fideicomiso Cabo del Mar por el que se logrará el saneamiento dominial del barrio La Esperanza,  junto con la construcción de los servicios básicos. Todo será impulsado en cumplimiento de la aplicación de la ordenanza del 20% de la plusvalía para urbanizaciones privadas.

El intendente Gustavo Melella estará encabezando este lunes a las 20:00 en el gimnasio de la margen sur un encuentro con vecinos de la zona –principalmente del barrio La Esperanza- para presentarles detalles del Fideicomiso Cabo del Mar que, a través del Contrato de Contribución por Mejoras firmado meses atrás con el Municipio de Río Grande, se iniciará el saneamiento dominial del sector, es decir, que cada vecino del barrio La Esperanza pueda acceder a su correspondiente escritura y supone también que puedan acceder pronto a los servicios básicos.

Todo esto se consigue con la aplicación de la ordenanza de la plusvalía en el marco de la urbanización Fideicomiso Cabo del mar.

El representante de la mencionada firma, José O’Reilly, explicó que “la idea es que cada uno pueda tener su escritura pero para eso necesitamos llevarle todos los servicios y esto se hace en el marco del cumplimiento del Código Tributario que supone del desarrollo urbanístico que se va a hacer al lado que se llama Fideicomiso Cabo del Mar, que es un desarrollo que pretende paliar el déficit habitacional, pero que en cumplimiento de la ordenanza impulsada por el Intendente tiene un paso previo que es este saneamiento en este asentamiento que ya tiene muchos años , entonces como pago de ese tributo estamos entregando esa tierra, otro poco de tierra para eventuales reubicaciones”.

Son cerca de 500 los hogares que estarán siendo alcanzados con este beneficio, por lo que el intendente Gustavo Melella consideró que se está dando una respuesta concreta a una tarea necesaria en la zona.


Recordó que este logro en barrio La Esperanza es como consecuencia de la aplicación de la ordenanza que establece el 20% de las tierras urbanizadas desde el sector privado hacia el 
Estado municipal como plusvalía a través de la urbanización Fideicomiso Cabo del Mar por el que se dispondrán además 2.500 soluciones habitacionales otorgando la posibilidad del acceso a la tierra a precios meros a lo dispuestos en el mercado local.