jueves, 2 de julio de 2015

El Ministerio de Educación aclara la situación de un estudiante de Tolhuin


 USHUAIA, 2 de julio.- Ante la dimensión que tomó el caso de un estudiante de Tolhuin, el Ministerio de Educación considera necesario realizar algunas aclaraciones de lo actuado al respecto.
 
La cartera educativa como órgano rector de las políticas educativas provinciales toma intervención en el caso del estudiante para poner a su disposición todas las herramientas que le permitan transitar su camino formativo. Cabe destacar que el sujeto que aprende, es un sujeto de derecho único y plenamente digno de ser mirado y escuchado, teniendo en cuenta tanto sus posibilidades reales como sus habilidades.
 
Ante una presentación judicial efectuada por la familia del joven, la Justicia dictó una medida cautelar en donde solicitaba al Ministerio de Educación realice los ajustes necesarios a fin de posibilitar al alumno un período de recuperación y refuerzo de los contenidos, para luego poder evaluar las habilidades y capacidades pertinentes.
 
De esa evaluación se realizó un informe pedagógico en donde se establece que el joven deberá continuar su trayectoria escolar en el 3° año del Ciclo Básico, con el objetivo de seguir construyendo herramientas y aprendizajes en su tránsito educativo, junto al cuerpo docente en los espacios curriculares.
 
Esta conclusión incluye la palabra puesta por todo el cuerpo docente, más los equipos técnicos del Ministerio de Educación. El compromiso asumido desde todos los profesionales ha sido desde la primera hora uno de los pilares en donde se sostuvo la labor inclusiva respecto al estudiante. Esto se ejemplifica en la decisión de acompañar al alumno con una tutora en todas las materias, tarea que demandó el esfuerzo conjunto entre docentes, directivos y Ministerio.
 
Los responsables de efectuar las adecuaciones en primera instancia han sido el cuerpo docente, acompañado del equipo interdisciplinario de la Escuela y, con el respaldo y acompañamiento del la cartera educativa desde la Dirección de Gestión curricular, la Coordinación de Políticas de Inclusión y la Subsecretaria de Educación Secundaria Sandra Barilari, sabiendo que todos están frente a un desafío que se construye a diario.
 
A su vez, nunca se descuidó el aspecto social del joven, y la inserción en su grupo de pertenencia. Esta convivencia posibilitó desarrollar la afectividad e inclusión de todos los alumnos y vivenciar la no discriminación, por lo que la labor de los docentes fue encausada desde este principio. Asimismo, el desafío profesional para los docentes implicó la ampliación de conocimientos y la  práctica docente hasta límites que muchos de ellos desconocían, demostrando gran compromiso en la tarea.