EL MUNICIPIO RINDIÓ UN EMOTIVO HOMENAJE AL RECORDADO PADRE JOSÉ ZINK



 El Intendente Gustavo Melella encabezó el homenaje que el Municipio de Río Grande realizó a la emblemática figura del Padre José Zink a 11 años de su muerte en un accidente de tránsito y asimismo el descubrimiento de una placa recordatoria ubicada al pie de la imagen del ‘Cura Gaucho’ en la costanera, frente a la sede municipal. “El Padre Zink era por sobre todo un hombre libre y un gran pastor”, destacó el Jefe comunal riograndense.

El acto se desarrolló frente a la sede municipal y habló el profesor Gustavo Melella, quien hizo una breve reseña de los rasgos más importantes del extinto sacerdote. Tras estas palabras, también se leyó un poema escrito por la poetisa Martha Melchiori y luego se descubrió una placa recordatoria. Asimismo, el titular del Ejecutivo municipal junto al presidente de la Cámara de Comercio Diego Navarro, depositaron una ofrenda floral al pie de la imagen del ‘Cura Gaucho’ en tanto para finalizar, se hizo un minuto de silencio en su memoria.

Los abanderados de la Escuela Nº 8 que lleva justamente el nombre del Padre José Zink, engalanaron con la Bandera y el estandarte esta ceremonia que se enmarca también en los festejos por el 94º Aniversario de la ciudad de Río Grande.

El padre Juan Carlos Bouzou fue el encargado de bendecir la imagen y la placa recordatoria.

“El Padre Zink era un hombre libre y un gran pastor”

El Jefe comunal manifestó que “hoy se cumple un nuevo aniversario de la muerte del querido Padre Zink y no lo recordamos por ahí con tanto dolor su muerte, por más que la ciudad lo extraña, sino con mucha alegría por todo lo que dio a la gente, a los niños, a los mayores y a los ancianos y más ahora que este aniversario está dentro de los festejos de Río Grande como él hubiera querido porque era en vida una persona muy feliz, muy alegre”.




Agregó en este sentido el profesor Gustavo Melella, que “estas fechas donde homenajeamos a la ciudad es el marco propicio para recordar a las personas que se han destacado y el Padre Zink es una persona destacada, fue declarado ciudadano ilustre. Él se destacó con su sonrisa, con su alegría, como pastor, por estar atento por la gente. Quién no ha pasado cuando se iba de vacaciones a verlo para que bendiga a la familia, al auto y al viaje. Él siempre gauchito con su mate y su agua bendita, quién no va a recordar esto. Tal vez los más nuevos o los niños de ahora, pero la mayoría de la ciudad lo quiere y lo reconoce”.

El intendente Melella ponderó la imagen “tan real de él en este lugar tan lindo de la ciudad y creemos que era un merecido homenaje que tenía que darle la ciudad de Río Grande a él”.

Asimismo destacó que “el Padre Zink era un hombre muy libre, incluso esto le trajo algún problema con algún cura de la ciudad porque él bendecía, administraba el casamiento, bautizaba y la verdad es que era un por sobre todo un gran pastor, cuestiones que por ahí hoy son novedosas para la Iglesia, él ya hace años atrás las practicaba. Era un hombre muy visionario, muy libre y de un corazón grande. A él lo que lo hacía grande no era una cuestión ideológica o teológica, era su corazón de pastor, de amigo que él tenía y recibía a todo el mundo, bendecía a todo el mundo y daba una mano a todo el mundo”.     

En tanto el concejal Esteban ‘Chiquito’ Martínez destacó que “este es un merecido reconocimiento al Padre Zink; creo que esta réplica que hoy disfrutamos acá en la costanera, con una exactitud en su representación para nosotros es muy emotivo porque estamos viendo en esta imagen al Padre Zink de cuerpo entero y presente”.

Agregó que “es un justo reconocimiento a una persona que más allá de su compromiso con Dios y con la religión, él tenía esa bonhomía que no hacía ningún tipo de discriminación y en su forma de manejarse también religiosamente, tenía una amplitud en cuanto a sus formas. No tenía ninguna atadura para bautizar o para casar a alguien, más allá de si se encuadraba o no se encuadraba dentro de las normas de la Iglesia”.

Por último observó que “lo que la Iglesia está haciendo hoy, él ya lo hacía en Río Grande desde hace muchos años”.

Por su parte el secretario de Gobierno, contador Paulino Rossi, comentó que “esta iniciativa nació del intendente Gustavo Melella quien nos encomendó que nos contactásemos con este estudio que trabaja tan bien en réplicas a nivel nacional. Trabajamos en algo que nos represente a todos los riograndenses y la figura del Padre Zink fue la primera que surgió”.

Consideró que “el Padre Zink es un símbolo de la ciudad y creo que todo riograndense alguna vez tuvo alguna charla con él o participó de alguna misa, un casamiento o un bautismo, porque realmente él era una persona muy activa y muy querida por toda la ciudad”.

El funcionario municipal reveló que “estuvimos trabajando varios meses con esta gente, enviándoles fotos y datos para tratar de lograr el mayor realismo posible y cuando recibimos la estatua realmente nos sorprendió la calidad que tiene”.

Agregó que la decisión de colocar esta figura en la costanera “fue para que la mayor cantidad de vecinos tenga acceso a esta imagen tridimensional, especialmente los fines de semana donde las familias se congregan y también porque les pueden contar a los más pequeños sobre quién fue el Padre Zink”.

Por último, el contador Paulino Rossi confió que “estamos muy contentos porque cada vez que nos asomamos, vemos a alguien tomándose una foto con esta escultura. Se nota que le ha gustado mucho a los vecinos y será sin dudas un elemento más para afianzar el arraigo y la identidad de la ciudad”.

Gran acompañamiento de las fuerzas vivas







Participaron del evento acompañando al intendente Gustavo Melella, la diputada nacional Verónica González, la legisladora provincial Laura Rojo; el concejal Esteban ‘Chiquito’ Martínez; los secretarios Paulino Rossi, Gabriela Castillo y Agustín Tita; el Cónsul General de Chile en esta ciudad, ministro consejero Alejandro Rogers; el presidente de la Cámara de Comercio de Río Grande, Diego Navarro, el titular del Centro de Veteranos de Guerra ‘Malvinas Argentinas’, César Atilio González; el Director de Seguridad Zona Norte de la Policía Provincial, Comisario Mayor Carlos Rafael Debaz y el titular de la Unidad Regional Norte de la institución policial provincial, Comisario Inspector Daniel Enrique Moraga; representantes de las distintas unidades de la Armada Argentina con asiento en la ciudad; integrantes de la Policía Federal Subdelegación Río Grande; ex alumnos de la institución salesiana y público en general.

Entradas mas leidas