martes, 19 de abril de 2016

COMUNICADO URGENTE DE OBRAS SANITARIAS



El Municipio de Río Grande, a través de la Dirección General de Obras Sanitarias de la Secretaría  Obras y Servicios Públicos, desmiente categóricamente la información que circula en las redes sociales y por mensajes de texto sobre que el agua de la red pública de la ciudad esté contaminada con la bacteria Stericia colli o cualquier otra contaminante.


El agua que se procesa en la planta de ‘El Tropezón’ es absolutamente potable y está constantemente controlada por los especialistas en los laboratorios de este complejo, cumpliéndose con los más altos estándares del país en materia de potabilización del agua, la seguridad pública y los mecanismos de rigor que las leyes establecen para garantizar el saneamiento absoluto del agua que se consume en la ciudad de Río Grande.



Consultado sobre esto, el secretario de Obras y Servicios Públicos, Jorge Coldorf, repudió este tipo de actitudes “que siembran el temor en nuestra comunidad con algo tan esencial, basándose en una totalmente mentira. La potabilidad del agua que se envía a los hogares de la ciudad está cumpliéndose bajo los parámetros y controles rigurosos que se realizan diariamente. La gente tiene que estar tranquila”.