-

-
-

lunes, 28 de noviembre de 2016

EL MUNICIPIO DE RÍO GRANDE AVANZA EN LA PUESTA EN VALOR DE LA HISTÓRICA TORRE DE AGUA

Proyecto municipal de intervención en el sitio histórico ha sido incluido en el Programa Nacional de Inversiones Turísticas



En marzo de 1954, el Gobierno nacional inauguró oficialmente las obras de provisión de agua para la ciudad de Río Grande, entre las cuales se incluyó la torre de Obras Sanitarias. 

Estas obras fueron inauguradas durante la gestión del entonces Presidente de la Nación, el General Juan Domingo Perón, siendo su ministro de Obras Públicas Roberto Dupeyron y el Administrador General de Obras Públicas de Nación, Hamlet D´Ganillo.

Desde su inicio, la intención de la gestión del intendente Gustavo Melella es recuperar aquellos sitios históricos de la ciudad resaltando su valor y promover su resguardo, preservando así la historia de los comienzos de Río Grande. En este marco la Torre de Agua se está recuperando como emblema de la ciudad y sitio histórico, y patrimonio de la comunidad riograndense.

A principio de este año, a instancias de la convocatoria del InFuetur, el Municipio de Río Grande elaboró y presentó ante el Gobierno Nacional el proyecto referido a la puesta en valor del mencionado edificio en el marco del Programa Nacional de Inversiones Turísticas.

El mismo fue realizado por personal técnico de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, con la intervención de la arquitecta Leticia Hernández.
}
En las últimas horas se ha confirmado que el proyecto ha sido aprobado e incluido en el programa nacional dentro de las obras pensadas además para el desarrollo de la actividad turística de la zona norte de la isla.

“Estamos muy contentos que esto haya sucedido finalmente, es una obra muy importante para los vecinos y para el turismo que venga a Río Grande. Quiero agradecer al Infuetur y al Ministerio de Turismo de la Nación por haber aceptado este proyecto tan importante para la ciudad”, señaló la secretaria de la Producción y Ambiente, Sonia Castiglione.


El proyecto básicamente tiene por objetivo la puesta en valor de un edificio icónico del patrimonio histórico y cultural de la ciudad, refuncionalizar el inmueble jerarquizando la Oficina de Información Turística e instalando una sala itinerante  de exposiciones y un mirador panorámico.

La propuesta integral incluye tres etapas, de las cuales la primera ya se encuentra en desarrollo a cargo del propio Municipio que consiste en la recuperación de la planta baja y subsuelo para la Oficina de Información, que ya está funcionando.


La segunda etapa es la puesta en valor del primer piso para lo que será la sala de exposiciones, la intervención artística y funcional del tanque de agua en el segundo piso; mientras que la tercera y última etapa es la instalación de un mirador para aprovechar la vista panorámica de la ciudad.